Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Lun Jul 17, 2017 2:51 am.
Staff del Foro
Situación
Últimos temas
» Grifford University | We need people {Normal}
Lun Ene 31, 2011 8:31 pm por Invitado

» One Second (Normal)
Sáb Nov 06, 2010 10:36 pm por Invitado

» El que llegue a la Z gana!!!
Mar Oct 19, 2010 3:40 pm por Noa Knightley

» Every Night. [Libre]
Miér Oct 13, 2010 4:26 pm por Sunny Brennan

» Di una mentira del de arriba
Mar Oct 12, 2010 9:46 pm por Fly Burton

» The Neurotic Hypnotist World *Fly Relations*
Lun Oct 11, 2010 6:36 pm por Fly Burton

» por desgracia....
Lun Oct 11, 2010 5:43 pm por Sunny Brennan

» Te he leido la mente... se que vas a entrar /Sunny Relations/
Vie Oct 08, 2010 3:41 pm por Sunny Brennan

» Relations of a music soul. [Mandy]
Vie Oct 08, 2010 3:34 pm por Sunny Brennan

Personajes del mes.
Personaje Femenino Personaje Masculino Pareja
Nuestro botón
Foro Hermano.
Afiliados Élite
Afiliados

Historia

Ir abajo

Historia

Mensaje por Mightland City el Vie Ago 27, 2010 1:12 am


Mightland -- Historia


La historia de Mightland empieza varios años antes de que empezase a poblarse, para así poder explicar al fin como surgió la ''última raza'', o más conocidos como Letztes Rennen.

Retrocedemos al años 2000, el año en el que una compañía rusa que trabajaba fabricando energía nuclear, encontró una isla desierta al norte de Austrália, y decidió utilizarla como cementerio de residuos nucleares. Nadie de la compañía avisó ni a un gobierno ni a otro, pero, como la isla estaba desierta, nadie se percató de lo que habían hecho. Entre otras cosas por que no produjo ningún cambio medioambiental... visible.

Sin embargo, en 2011 y movidos por alguna vieja leyenda, gente de todo el mundo, creedora de que la predicción maya se iba a cumplir, se mudó a aquella isla guiados por un cuento viejo que decía que aquél punto de la tierra se elevaría al chocar las placas terrestres y así, ninguna de las catástrofes que destruirían la tierra llegarían a aquella isla. La isla empezó a poblarse rápidamente. No hubo ninguna catástrofe que arrasara el mundo. Algunos de los que se habían mudado allí, desesperados, volvieron a sus vidas. Otros, por el contrario, decidieron poblar la zona y quedarse allí viviendo, empezando una nueva vida. Decidieron fundarla como Mightland y construyeron una gran ciudad

Los humanos vivían en paz y armonía, como en cualquier otra ciudad. Sin embargo, varios años mas tarde, un tsunami arrasó toda la isla, dejándola destrozada e incomunicada durante varias semanas de las ayudas que el resto de países pudieran proporcionarles. Las familias más ricas de la isla, que tenían el control monetario sobre ésta, poseían más víveres, que se negaron a compartir con las familias más pobres por miedo a que la situación se alargase. Éstas, para poder sobrevivir, se adentraron en el bosque de la isla, y en los sitios más recónditos encontraron una fruta extraña pero jugosa que conseguía saciar su de, y de la que se estuvieron alimentando durante semanas. Aquella fruta parecía normal, como otra cualquiera. Sin embargo, y lo que aquellas familias no sabían, era que la fruta había sido adulterada por los restos nucleares que se encontraban en aquella isla, los cuales, sus habitantes, aún desconocían.

Las comunicaciones con el exterior se re-establecieron y todas las familias volvieron a tener comida y pudieron re-construir la ciudad. Al cabo de los años fue como si nada hubiese pasado. El problema consistió en que algo si había cambiado. Los descendientes de las familias pobres que se alimentaron a base de aquella fruta, y que en un principio eran bebés aparentemente normales. Conforme crecían se podía divisar en ellos unos dones especiales, modificaciones, que les habían otorgado poderes, poderes con los cuales eran capaces de hacer cosas maravillosas. Sus padres se dieron cuenta de que había sido la fruta de la que se habían alimentado durante aquellas largas semanas de angustia y hambre, pero decidieron que aquél sería un secreto que se llevarían consigo a la tumba, puesto que aquellas familias ricas que habían rechazado ayudarles, se encontraban ahora con las ganas de saber de donde provenían dichos poderes. Así fue como nació la última raza, nombrada más tarde Letztes Rennen por un científico cuyos padres se habían mudado allí años atrás y que procedían de Alemania.

Los años pasaron y las generaciones de los Letztes Rennen seguían naciendo con poderes, con el gen modificado pero perfectamente heredado de padres a hijos. Éstas familias especiales empezaron a hacerse ricas gracias a sus habilidades, sobretodo aquellas que no se mezclaban con humanos a la hora de procrear. Por otro lado, existieron personas de la ''última raza'' que si que procrearon con humanos, y cuyos hijos salían, o completamente humanos, o heredaban el gen. Fue entonces cuando empezaron las rencillas entre las familias que poseían el gen completamente, los cuales se auto-llamaban ''los elegidos'', frente aquellos que no les importaba mezclarse con los humanos normales y corrientes.

Nuevos acontecimientos acechaban la paz que se vivía en aquella época en Mightland. En el año 2140, tras varias generaciones de Letztes Rennen, apareció una en concreto que cambiaría por siempre la forma de vida en Mightland. La familia Karish, una de las familias más reconocidas por su larga historia, se consideraba una de las más ''puras'' respecto a lo que el gen especial se consideraba, puesto que todas sus generaciones se habían casado únicamente entre personas Letztes Rennen. La última descendiente de éstos fue Artemise I Karish. Artemise I había nacido con un poder que era extraño y pocos poseían desde que el gen había aparecido, su coeficiente intelectual se elevaba al máximo, era como una mejora de la superdotación humana. A pesar de todo, para la familia Karish fue una deshonra que su marido fuese un simple humano. Se puede decir que Artemise I se volvió loca. Tuvo cuatro hijos y una hija, los cuales salieron todos humanos... menos su hija, Krysania, que nació con el gen especial. Tenía exactamente el mismo poder que Artemise I. Fue entonces, al ver lo humanos que eran sus cuatro primeros hijos, cuando decidió fundar el Laboratorio. Artemise I empezó a hacer una serie de operaciones complicadas sobre sus propios hijos con tal de implantarles el gen especial en los suyos propios. Las tres primeras veces fracasó. Sin embargo, con su cuarto hijo, al que sometió a la operación con la tardía edad de 17 años, no lo mató, si no que consiguió que sus genes se mezclasen con el gen especial. Claramente, salió malo, y el poder de Eiron fue más leve y completamente descontrolable.

A pesar de aquello, Artemise I no se rindió, y decidió seguir probando en otros humanos, siempre y cuando llegaban a la edad de 17 años. Solía sobornar a las familias más pobres con mucho dinero a cambio de dejarle experimentar con sus hijos llegada la edad indicada. Fueron muchos los mutados genéticamente, pero ninguno llegó a adquirir la perfección del don. Así fue como se creó la raza Genetishce Rasse, en su gran mayoría marginada por considerarlos ''probetas de laboratorio'', sobretodo por las familias más estrtictas de Letztes Rennen.

Hoy en día, su nieta, Artemise II, hija de la única hija Letztes Rennen que tuvo Artemise I, a heredado el laboratorio. Sin embargo, los propósitos de Artemise II son muy diferentes a los de su abuela.



Y tú, ¿que serás? Un orgulloso Letztes Rennen que lucha por la supremacía de su especie, un Genetishce Rasse que busca su lugar en el mundo, o un humano que pretende indagar en los oscuros secretos de las otras dos razas?
avatar
Mightland City

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 26/08/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.